The Ratzinger Times

Carretera asfaltada en más de dos direcciones.

Medio en serio medio en broma, desde el martes a la salida de Inglorious Basterds (2009) he estado diciéndole a alguien al oído, que yo también quería ser como un personaje de los 70.

Luego nos acordábamos juntos de Gonzo, Hunter S. Thompson y de cómo según él, el sueño americano moría también entre las filas de Altamont. El American Dream se quedaba atrás en esa carrera constante entre Tennessee y Washington D.C de Two-Lane Blakctop (1971).

Cuando en la película, Warren Oates (crepúsculo hecho personaje como Bennie en Bring me the head of Alfredo Garcia (1974)), dice:

si no me estabilizo voy a entrar en órbita

parece describir algo así como la antítesis a la carrera en moto del personaje-bomba de James Coburn en Duck, You Sucker (1971), que cargado de nitroglicerina, explota cuando el proceso revolucionario que era su vida, se detiene en la carrera de Irlanda a Mexico.

De momento, preparo la maleta para ir a Alicante, de los restos de la maleta aún sin deshacer de San Sebastián, y pensando que quizás no sería tan mala idea comprar uno de esos billetes a Los Ángeles que miré el otro día medio en serio medio en broma.

Filed under: audiovisual, el niño murciélago

One Response

  1. Miriam says:



    Porque lo que canta es cierto (to me), porque no nos asusta la decadencia, porque América aún no ha sido descubierta.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

j.l.espejos@gmail.com

%d bloggers like this: